Fiorella Acha, una joven madre de 26 años, actualmente es comerciante y se someterá a una abdominoplastia y rinoplastia. Ella nos comentaba que se sentía preocupada ya que luego de haber sido mamá habían algunos detalles en su cuerpo que la hacían sentir avergonzada. Tenía mucha incomodidad con la grasa acumulada en su abdomen, las estrías, ya que a la hora de ponerse los jeans sobresalen los famosos “rollitos”.

Día de la consulta. Pudimos ver que la piel del abdomen de Fiorella estaba bastante maltratado debido a los dos embarazos que tuvo, se encontraba lleno de estrías, flácido, asimismo había cantidad de piel colgando en la parte anterior del abdomen y grasa acumulada en la zona de los flancos.

Por otro lado, nuestra paciente nos había comentado que toda su vida había soñado con operarse la nariz, ya que anteriormente había sufrido un golpe, provocando la aparición de una pequeña giba en la zona del dorso de su nariz.

Día de la cirugía. Empezamos a retirar la grasa excedente de la espalda, luego restauramos toda la parte del abdomen quitando la gran acumulación de grasa y corrigiendo la piel colgada para formar un abdomen plano. Posteriormente realizamos la rinoplastia, donde hicimos la fractura del hueso en la parte lateral y al final decidimos resecar un poco las fosas ya que la paciente las tenía ligeramente anchas.

Volvimos a ver a Fiorella después de sus masajes y controles, ya presentaba una recuperación bastante buena, a la tercera semana no tenía mucho edema, la cicatriz estaba en adecuada recuperación, asimismo, ya se encuentra respirando muy bien y con el perfil que ella quería. Definitivamente presentaba otro abdomen totalmente distinto con el que llegó a la consulta, pues ya se encuentra plano con una cintura formada.


Fiorella “Me siento totalmente contenta, emocionada por el gran cambio que he tenido. Ahora me pongo la ropa que antes no me quedaba. Gracias a la doctora Martinez, ella es una capa en su trabajo porque me gusto como he quedado en tal solo 3 semanas, le agradezco por el gran cambio en mi cuerpo, la recomiendo totalmente porque es lo máximo”.
Nancy Villaflor tiene 39 años de edad, es profesora y se someterá a una rinoplastia. Nuestra paciente nos mencionó que desde siempre ha sentido incomodidad por la forma de su nariz y que desde hace mucho quería operarse para cambiar su estética.

En el día de la consulta pudimos ver que Nancy presentaba una nariz recta con una ligera giba, por lo tanto era necesario reducir la estructura de la nariz. Sin embargo era necesario una evaluación interna de la nariz para observar los problemas que pueda tener ya que nuestra paciente nos mencionaba que tenía problemas para respirar. En el análisis pudimos ver que presentaba un cornete bastante hipertrofiado y el tabique un poco ladeado, siendo este alguno de las causas que la impedían respirar.

Día de la cirugía. Comenzamos la cirugía de reducción de nariz con la filtración, luego el corte para seguir avanzando en el proceso quirúrgico. La cirugía fue todo un éxito ya que se consiguió los resultados que nuestra paciente quería con un dorso de nariz mucho más pequeño y la punta con proyección más pequeña, de mismo modo, hemos reducido las fosas nasales las cuales, y corrigiendo el tamaño de los cartílagos para lograr la nariz que Nancy tanto quería.


Un mes después de la operación volvimos a ver a Nancy, ya presentaba otra imagen, mas renovada y con un armonioso perfil tal cual ella quería. Nancy nos brinda su testimonio después de su operación. “Estoy muy contenta con los cambios, sobre todo se realza y es notorio el cambio que me he hecho, por eso agradezco a la Dra. Martinez, ahora me siento muy bien conmigo misma. Estoy contenta porque mi nariz se ve muy natural. Mi familia está muy contenta, mi esposo me dice que me veo regia con mi nueva nariz.
Karol, una joven de 23 años estudiante de la carrera de contabilidad se  someterá a una cirugía de liposucción más implante de mamás. Nuestra paciente nos menciona que no se siente satisfecha con su cuerpo, ya que resalta la falta de tamaño de su busto, como también la grasa acumulada en la parte de su abdomen que la está afectando para verse como ella quisiera.

En el día de la consulta conversamos con karol, ella era una paciente muy joven que se encontraba en sobrepeso debido a los anticonceptivos que tomaba para cuidarse, asimismo nos mencionaba que tenía mucha ansiedad y le provocaba comer lo que se le antojará en el momento.

Karol, a pesar de tener baja estatura presenta un tórax regularmente ancho, por lo tanto se le asesoró, brindándole la posibilidad de ponerse unas prótesis ligeramente más grandes del tamaño estándar. Por otro lado, tenía mucha grasa acumulada en la zona del abdomen y espalda, sin embargo, por ser una persona joven no tenía la piel estirada y tampoco presentaba estrías.

Día de la cirugía. Comenzamos a retirar la grasa acumulada en la zona de la espalda, luego volteamos  a la paciente para continuar con la liposucción en toda la zona del abdomen, siempre dándole forma estética y retirando grasa de manera simétrica de ambos lados para poder darle más cintura, un poco más de cadera y así ir formando a la paciente..

De una vez terminando la liposucción, continuamos con el aumento de mamas. En el caso de Karol decidimos colocar una prótesis de 400 centímetros cúbicos retro musculares y lisos. Finalmente culminamos colocando 300 centímetros cúbicos de grasa en cada glúteo, haciendo de la operación una intervención exitosa.

Volvimos a ver a la paciente después de un mes y medio de la operación. Ella lucía una figura totalmente cambiada y con buenos resultados de la operación. Karol nos brinda su testimonio: “Me siento bien, me veo mucho mejor, estoy muy feliz por el cambio, ya que voy a empezar a usar ropa más bonita, más ceñida. Ahora los pantalones me cierran normal. La doctora siempre estuvo al tanto, definitivamente una excelente doctora, 100% recomendada 
Jorge Prado tiene 21 años, actualmente se encuentra estudiando la carrera de administración y se someterá a una rinoplastia. Nuestro paciente nos comenta que siente incomodidad por su nariz ya que no lo ve estético, ni va con su rostro.

En el día de la consulta, Jorge nos menciona que la razón principal para cambiar el aspecto de su nariz es por cuestiones estéticas, ya que no se sentía satisfecho de cómo se veía su rostro, Para nuestro paciente la imagen es muy importante, y como profesional la imagen es lo primero que vende.

La punta de la nariz de Jorge es poco pronunciada y caída, por lo que sería necesario aplicar una cirugía abierta para poder visualizar correctamente los cartílagos. Asimismo asesoramos a Jorge sobre el procedimiento que se realizaría para mejorar la estética de su nariz. Posteriormente realizamos un análisis de la parte interna de la nariz de nuestro paciente y así dejar todos los resultados listos para la operación.

Día de la operación. Lo primero que se realizó fue un bloqueo en la parte superior y en la parte mediana para bloquear algunos nervios sensitivos. El procedimiento de la intervención quirúrgica fue con una cirugía abierta para poner restablecer la estética de la nariz desde adentro.


Un mes después de la operación volvimos a ver a Jorge donde brinda su testimonio acerca de su experiencia en la Clínica Martinez. “Me siento muy contento, muy feliz, por los resultados que he tenido, me encanta mirarme al espejo. Definitivamente me siento otra persona. Cuando regresé a clase lo primero que me dijeron mis compañeros y amigos fue; que no era yo, que estaba irreconocible. Ahora sé que se vienen cosas buenas para mí. Estoy muy agradecido con la doctora Martinez, me encantó su trabajo, es una excelente profesional y cualquier persona que quiera hacerse un cambio la recomiendo.
Wendy Pacheco de 21 años de edad, actualmente estudia la carrera de obstetricia y viene a al consultorio de la Dr. Martinez para someterse a una rinoplastia secundaria. Nuestra paciente nos menciona que una de las razones por la que quiere operarse porque tiene problemas respiratorio y que no se siente cómoda con su nariz.

Día de la consulta. El perfil de Wendy no se vía tan mal, sin embargo su nariz presentaba algunas imperfecciones estéticas que se tuvo que corregir, asimismo presentaba una pequeña hipertrófia en el cornete, una ligera desviación del tabique y cornete que era lo principal que no la dejaba respirar con tranquilidad.

Día de la operación. Teníamos en cuenta que era una operación secundaria por lo tanto era necesario una cirugía abierta. La intervención quirúrgica fue un éxito ya que corregimos la desviación de su tabique y mejoró su nariz tal como ella quería.


Volvimos a ver a Wendy un mes después de la operación. Nuestra paciente se sentía muy cómoda y satisfecha con los resultados de la cirugía, su nariz había mejorado estéticamente con un mejor perfil, y con respecto a la parte respiratoria ha mejorado muchísimo, ahora ya se encuentra respirando con normalidad y tranquilidad 
Celinda de 60 años de edad viene a nuestro consultorio desde la ciudad de Tacna, actualmente es maestra Cesante. Nuestra paciente acudió a nuestro consultorio para someterse a una abdominoplastia  y así lograr cambiar su figura, ya que hoy en día no se siente satisfecha con su cuerpo.

Día de la consulta. Nuestra paciente nos manifestaba que siempre soñó con verse bien y sentirse satisfecha consigo misma,  Celinda presentaba un abdomen bastante arrugado con demasiadas estrías, asimismo, tenía el “hombligo triste” debido a la flacidez de su piel por consecuencia de la grasa acumulada. Por otro lado nos hizo saber que también quería un aumento de senos, ya que no le gustaba para nada que sus senos se había reducido de tamaño después de la lactancia y que ahora se puedan ver colgadas.

Día de la operación. Comenzamos a retirar la grasa acumulada en la zona de la espalda, luego el injerto de grasa colocado en los glúteos, proseguimos con la operación y volteamos a la paciente para comenzar con la lipo de los flancos, finalmente la abdominoplastia y para culminar la operación realizamos el implante de senos, como también la corrección de la caída de mama que sufría nuestra paciente

Volvimos a ver a Celinda después de dos meses de operación, definitivamente había un cambio total, su abdomen ya no se veía grasa acumulada, tampoco estrías y lucía un cuerpo armonioso con el que ella se sentía muy bien.


Celinda. “No pensé obtener estos cambios tan fabulosos en mi cuerpo, me siento muy segura, muy contenta con el autoestima muy elevado. Pronto tendré una reunión familiar donde ire y luciré mi nueva figura. Yo me siento muy agradecida con la doctora Martinez, me dió toda la seguridad para esta operación, he quedado muy contenta con su trabajo”
Karol Jerónimo es una joven de 26 años que acaba de terminar la carrera de derecho. Nuestra paciente acudió a nuestras instalaciones por la incomodidad que sentía en su rostro, el cual era la imperfección de su nariz

El día de la consulta. Karol, a pesar de que su nariz no era exageradamente grande, sin embargo si tenía una pequeña giba que siempre la había fastidiado o incomodaba para colocarse los lentes, y este era uno de sus principales preocupaciones. Nuestra paciente buscaba algo totalmente natural, sin exageraciones de cómo quedaría su nueva nariz, por lo tanto proseguimos a indicarle como se haría el proceso para lograr la nariz que ella deseaba.

Día de la Operación. Para lograr que la nariz de karol logre verse totalmente natural era necesario aplicar una cirugía cerrada, ya que no hubo que hacer cortes externos, todo se hace por adentro, así que proseguimos con una pequeña rotación de alares, se redujo la giba de hueso y de cartílago, luego se realizó la fractura lateral para adelgazar la nariz y que los huesos no queden abiertos.


Después de un mes de la operación volvimos a ver a Karol donde ya se le veía un perfil mucho más bonito. Por lo tanto estamos muy contentos con la post operación, los cambios han sido favorables, ya que nuestra paciente se ve muy feliz, aún más bonita, luciendo la nariz que ella tanto quería 
Keyla es una joven mamá de 27 años, actualmente es chef de profesión. Ella recurrió a nuestra clínica para someterse una abdominoplastia y a un aumento de mamas.

Nuestra paciente le molesta mucho los rollitos que le salen en la parte lateral y espalda de su cuerpo, ya que cada vez que quiere ponerse alguna ropa que le guste siempre le impide este problema de la acumulación de grasa en la parte de su abdomen.

Día de la consulta. Keyla presentaba una gran acumulación de grasa en la zona de la espalda, en flancos, y también piel maltratada en la zona del abdomen. Explicamos a nuestra paciente que retiraríamos toda la piel excedente de la parte inferior del abdomen, asimismo reducir la cantidad de grasa en la parte de los flancos y quitar grasa de la espalda para reimplantarla en los glúteos y así crear una adecuada armonía del cuerpo. Con respecto al tema de las mamas se le asesoró que tenía que ponerse una prótasis un poco más grande de la que ella quisiera.

Día de la operación. Se comenzó la operación retirando la grasa acumulada del cuerpo, se retiró 1 litro en la zona de la espalda y 500 en cada zona lateral, luego proseguimos con la liposucción, posteriormente continuamos con la abdominiplastia y finalmente colocamos las prótasis de mamas.
Volvimos a ver a Keyla después de un mes de la operación, ya estaba menos hinchada, se le notaba muy cambiada. La zona de su cintura quedo muy delimitada, mostrando un abdomen plano sin acumulación de grasa, desaparecieron los rollitos que se formaban en la parte de los costados y en la espalda. Sus senos se notaban muy bien, de acuerdo a su cuerpo, sin exageraciones mostrando una mejor figura en su totalidad.

Keyla. “Estoy súper contenta, feliz, por todo el cambio. Ahora toda la ropa guardada en mi closet ya la estoy sacando para lucirla y ponérmela, pues ahora me queda súper bien. La doctora Martinez es súper profesional, no me equivoque en elegirla, estoy muy contenta por los resultados de la operación, definitivamente su trabajo lo hace muy bien, tiene unas manos maravillosas. Ahora con este cambio podré ayudar a mi esposo en su empresa, en acudir a las reuniones con los clientes, podré tener mejor desempeño en mi carrera de chef, ir a las presentaciones, cerrar contratos”.
Nuestra paciente Xiomara de 18 años estudia administración de empresas  y se someterá a una operación de nariz, (Rinoplastía). Xiomara nos señala que no le gusta para nada el aspecto de su nariz, ya que estéticamente no se ve bien, y que le urge un cambio para poder lucir satisfecha consigo misma.

Nuestra paciente presentaba un cornete bastante hipertrofiado, con un tabique desviando, por lo tanto indicamos que se necesitaría hacer una septoplastia para cauterizar los cornetes, ya que en la inferior de la nariz hay una porción de tabique que está un poco chueca.

Volvimos a ver a Xiomara seis semanas después de la operación, ya lucía una nariz mucho más perfilada, ya no se notaban las imperfecciones que se veían en el inicio de la consulta y sobre todo se notaba una nariz muy natural que iba acorde al rostro de nuestra paciente.

Xiomara “Me siento bien, me siento entusiasmada, alegre, porque me siento bien como salgo, me tomo muchas fotos, y eso me gusta porque me veo y me siento muy bien conmigo misma gracias al buen trabajo que me han hecho. Me siento contenta porque en el trabajo, donde estudio o por donde vayan las personas me miran mucho mejor, ya no me molestan. Recomiendo a la doctora Martinez porque ha logrado lo que yo tanto quería, es una gran persona. A todas los interesados que quieran hacerse una cambio así les recomiendo a la doctora Martinez porque es una gran profesional”.

Nuestra paciente es Silvia Grovas tiene 34 años de edad es ama de casa y se someterá a una abdominoplastia y rinoplastia

Nuestra paciente nos confiesa que luego de haber tenido sus embarazos, su piel se había quedado suelta y maltratada, a pesar de hacer ejercicios, y realizar actividades para bajar la parte de su abdomen no lograba tener los resultados que ella quería.

Día de la consulta. Silvia nos señala que no le gusta su abdomen, ya que lo tiene muy pronunciado, y grande, es por ello que la asesoramos, e indicamos el tratamiento que se le aplicaría para cambiar el aspecto de su abdomen. Por otro lado había otra inconformidad
que siempre ha querido cambiar, es la estética de su nariz, puesto que siempre ha sido motivo de burlas cuando era niña. Nuestra paciente tenía una nariz pequeña, pero con una giba de cartílago y de hueso que impedía que la nariz pueda verse estéticamente bien.

Día de la operación. Comenzamos la operación con una liposucción en la parte de la espalda, sacamos la grasa acumulada en la zona, luego injertamos en la parte del glúteo, luego volteamos a la paciente para realizar la liposucción de los flancos, para así lograr darle forma a la cintura. Posteriormente realizamos todo el proceso de la abdominoplastia y retirar la grasa acumulada. Por ultimo efectuamos la cirugía de la nariz, con rinoplastia de cirugía cerrada  retirando la giba para luego realizar la fractura y retirar un poco del tabique distal.

Volvimos a ver a Silvia bastante recuperada después de un mes de la operación. Ella lucía un cuerpo más armonioso, mostrando una mejor figura, donde ya se notaba la forma de su cintura, asimismo, presentaba una barriga plana, con una espalada deshinchada con poca grasa. Con respecto a la nariz se ve muy natural, ligeramente curveada como la paciente quería.


Silvia Grovas “Me siento contenta, me veo en el espejo y me sorprendo. Me siento feliz, mi familia está muy contenta con el cambio, puedo respirar mejor, a cada rato me tomo fotos, francamente estoy contenta con mi cambio. Recomiendo a la doctora Martinez, una súper persona y muy amable”.
Paolo Velásquez tiene 17 años, es estudiante, su pasión es el futbol, y se someterá a una rinoplastia. Nuestro paciente se operó por tema de salud, le cuesta respirar, realizar actividades deportivas y también por razones estéticas, ya que no se siente satisfecho con su nariz.

Día de la consulta. Nuestro paciente nos comenta que tiene dificultades para respirar, y que para él también es importante la parte estética, que su nariz logre verse como él quisiera. Se le indicó que su giba es pronunciada, por la tanto habría que reducirla, luego analizamos interiormente la nariz de Paolo e indicamos los procedimientos que se realizarían para mejorar su problema de respiración.

Día de la operación. Se bajó el dorso de la nariz, luego la fractura y finalmente el cierre de fosas. Se raspó la giba de hueso, y eso nos da por resultado un cartílago más prominente, teniendo en cuenta que Paolo quiere que su nariz sea recta y no socavada.

Después de un mes de la cirugía volvimos a ver a Paolo, observamos que ya hay una mejor respiración, y un mejor perfil. Logramos ver que ya no tenía la giba que le incomodaba y con una nariz más delgada sin haber perdido el contorno y forma que tenía su nariz, manteniendo la naturalidad de su anatomía.


Un mes después, Paolo “Estoy feliz con lo que tengo, gracias por haber cambiado mi físico y mi salud al respirar mejor. Todos me han dicho que me veo mejor, y ahora que empezó el invierno ya no me ahogo como antes, puedo descansar tranquilamente. La doctora Martinez tiene un buen trato, es una profesional, lo que ha realizado en mí me gusta, así que estoy muy agradecido con ella y con ustedes por darme la oportunidad de cambiar mi físico”.
María del Pilar tiene 26 años, trabaja en atención al cliente, y se sometió a una liposucción y aumento de mama. Por el trabajo que nuestra paciente desempeña su imagen era muy importante, asimismo, nos comentaba que empezó a subir de peso hace unos 5 años, puesto que no realizaba ninguna actividad física y que todo el día paraba sentada en el trabajo.

Día de la consulta. Pilar nos contaba que sus amigos le decían que se veía muy descuidada en su aspecto físico, y que le recomendaban que se cuide porque ella no era de esa contextura.  Nuestra paciente tenía mucha grasa acumulada en la zona lateral, en la zona del abdomen anterior y en la espalda, así que definitivamente era candidata para una liposucción.
Vimos que aproximadamente retiraríamos entre 4 o 5 litros de grasa y se le explicó que se necesitaría una buena hemoglobina para poder lograrlo. A la vez vimos posibilidades y tamaños de prótesis de mamas que daría un adecuado balance en el nuevo cuerpo de Pilar.

Día de la cirugía. Pilar estaba muy tranquila y confiada de empezar la cirugía, así que comenzamos con la operación, pues, lo primero que se realizó fue extraer la grasa de la espalda para luego realizar un injerto en la parte del glúteo, luego, terminamos la liposucción extrayendo también la grasa de la parte del abdomen, y zonas laterales para generar una cintura más armoniosa. Posteriormente, hicimos el bolsillo retro muscular para colocar el implante de mamas, en este caso pusimos un implante retro muscular a través de una incisión periariola, obteniendo un resultado bastante armonioso.

Volvimos a ver a Pilar después de un mes de la operación, donde notamos que aún estaba un poco hinchada, pero había evolucionado muy bien. Nuestra paciente había bajado la cantidad de grasa en la parte de la espalda, abdomen y zonas laterales, ya no se notan esos rollitos que la atormentaban, obteniendo un cuerpo más armonioso, también observamos el tamaño de las mamas, y efectivamente se les notaba muy bien, de acuerD
o a su cuerpo.

Seis semanas después, María del Pilar, “me siento feliz, me siento súper bien conmigo misma, estoy más sociable. Ahora estoy usando ropa más apretada lo que antes no podía hacer, uso ropa más escotados para lucirme. Cuando me veo en el espejo, me siento bien conmigo mismo, veo a la persona que quería ver desde hace tiempo. Estoy muy contenta porque mis amigos me dicen que me veo muy bien, en el trabajo también estoy más confiada y segura. La doctora Martinez es una capa, para mi es la mejor, gracias a ella me siento renovada”.